martes, 22 de abril de 2008

bitácora

GRUPO AUNTENTICOS VERSATILES.
hagamos o no una película de amor, hago como ejercicio la escritura argumental del objetivo de las intervenciones.

PENSAR EN EL VERBO.
nuestra idea sería intervenir espacios públicos de la fadu. cual sería el objetivo de estas intervenciones?
Qué nos gustaría comunicar?
La idea de la acción, estamos pensando en el verbo, buscamos despertar a nuestro espectador o estimularlo.
Me interesan los contrastes.
Qué pasa si un tipo desnudo arregla el reloj del patio central? (Melina)
Qué pasa si ponemos un ring de box en donde pelea la corriente contra la franja y un harem de maquilladores pintan heridas en sus caras? (Melina / Andrés)
Qué tal si te recibe un colchón de relojes despertadores sonando dispares en la entrada principal? (María)
Cómo reacciona la gente si frente a las paradas de colectivos instalamos en invierno una cama elástica gigante? (María)
Y si un tren circula en un recorrido infinito de vueltas sobre la baranda del Segundo piso? (Soledad)

Despertate! Mañana podés morirte! En 5 minutos puede pisarte un auto o agarrarte un ataque al corazón! o muerte súbita!
La vida excede lo racional, nos interesa el factor sorpresa, poner un poco de éxtasis en la cotidianeidad.

Qué nos emociona?
Escapar de la soledad.
La comunión.
Para que vamos a la facultad?

Despierto, todo es posible (campaña publicitaria en la que está trabajando la prima de melian).
Nos estimulan aquellos que acortan el trayecto del deseo a la realidad… (esto lo leímos en la calle, es una publicidad de banco Galicia)

Qué pasaría con el material audiovisual que generaríamos?
Sería un institucional de las cosas que suceden en la facultad de arquitectura, diseño y urbanismo de la ciudad de Buenos Aires in situ?
Anoche después de discutir todos estos temas y ver una película Danesa que se llama Dark Horse, pensamos que mucho mejor sería hacer una película de amor.

Entonces hoy me levanté temprano y busqué la definición de cadaver exquisito en wikipedia:

Cadáver exquisito es una técnica por medio de la cual se ensamblan colectivamente un conjunto de palabras o imágenes; el resultado es conocido como un cadáver exquisito o cadavre exquis en francés. Es una técnica usada por los surrealistas en 1925, y se basa en un viejo juego de mesa llamado "consecuencias" en el cual los jugadores escribían por turno en una hoja de papel, la doblaban para cubrir parte de la escritura, y después la pasaban al siguiente jugador para otra colaboración.

El cadáver exquisito se juega entre un grupo de personas que escriben o dibujan una composición en secuencia. Cada persona sólo puede ver el final de lo que escribió el jugador anterior. El nombre se deriva de una frase que surgió cuando fue jugado por primera vez en francés: « Le cadavre - exquis - boira - le vin - nouveau » (El cadáver exquisito beberá el vino nuevo). En resumidas cuentas se combinan cosas de una idea agregando elementos que pueden o no pertenecer a la realidad. Los teóricos y asiduos al juego (en un principio, Robert Desnos, Paul Eluard, André Bretón y Tristan Tzara) sostenían que la creación, en especial la poética, debe ser anónima y grupal, intuitiva, espontánea, lúdica y en lo posible automática. De hecho, muchos de estos ejercicios se llevaron a cabo bajo la influencia de sustancias que inducían estados de semiinconsciencia o durante experiencias hipnóticas.

Neruda y Lorca los llamaron poemas al alimón; Nicanor Parra y Huidobro, quebrantahuesos.

Nicolas Calas –vanguardista suizo- sostenía que un cadáver exquisito tiene la facultad de revelar la realidad inconsciente del grupo que lo ha creado, en concreto los aspectos no verbalizados de la angustia y el deseo de sus miembros, en relación con las dinámicas de posicionamiento afectivo dentro del mismo. Ernst observó que el juego funciona como un 'barómetro' de los contagios intelectuales dentro de un círculo de creadores.

Decía Rulfo que no existen más que tres temas básicos: el amor, la vida y la muerte: para captar su desarrollo normal, hay que saber cómo tratarlos, qué forma darles, sin repetir lo que han dicho otros. En tanto metabolismo continuado de anteriores lecturas, podría considerarse si la literatura no es en sí misma un gran cadáver exquisito a partir de temas y preocupaciones bastante simples.

1 comentario:

b de mi nombre dijo...

cada ver es exquicito!

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.